José Crespo es un escultor y pintor español nacido en Castellón de la Plana.

Compagina el arte con su profesión militar, la cual le ha llevado a vivir a distintas localidades de España, a Bélgica, Estados Unidos y Francia. Este factor le ha permitido conocer nuevas gentes y lugares que le han servido de motivo de inspiración para sus obras.

Perteneciente a una familia de profunda tradición pictórica y aficionado desde pequeño al dibujo a lápiz y a plumilla, aunque siempre como hobby, es autodidacta y no ha cursado estudios específicos de arte, excepto las clases prácticas de dibujo recibidas de su padre, también militar, durante su infancia. Desde 1997 profundiza en el modelado de figuras, bien en barro o a la cera perdida, encontrándose entre sus temas preferidos; la figura militar de época, la figura costumbrista y los bustos esculpidos de modelos reales.

Ha participado en exposiciones colectivas en Washington DC y en numerosas ciudades a lo largo de la geografía española. Y en Mons, Bélgica  ha organizado dos exposiciones individuales.

Sus referentes a la hora de esculpir y pintar se encuentran fundamentalmente en pintores como José Cusachs i Cusachs, Ernest Meissonier o Eduard Detaille y en escultores como Mariano Benlliure (para el autor es el mejor escultor de todos los tiempos) y en menor medida en otros artistas como pueden ser Mariano Fortuny, Jean-Leon Gerome, Norman Rockwell, Harold Foster, Alma-Tadema o Frederick Remington entre otros. Sus primeras esculturas nacen de los cuadros de José Cusachs.

El autor encuentra la inspiración en aquello que le rodea y sin duda busca motivos de inspiración en las representaciones de batallas de época que tiene lugar en aquellos lugares donde ha vivido como pueden ser  Waterloo y Mons en Bélgica o en los campos de batalla de la guerra civil americana o de la guerra de Revolución americana en Virginia y Pensilvania. Lugares que visita cada vez que sus ocupaciones se lo permiten.

“La belleza es la contemplación de la existencia”

“La escultura es mi manera de plasmar aquello que me gusta del entorno que me rodea”.

 “En definitiva, no estoy creando sino componiendo. Estoy expresando la impresión que recibe mi alma de los objetos que están presentes. Ese es mi arte. Y ello constituye una fuente de placer espiritual que excede los límites de la razón”

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial