JCrespo-1858400 x 6600
Share this:
Facebook Twitter Plusone Linkedin Pinterest Email

Bronce sobre peana de madera. Altura 32 cms.

Edición limitada a 49 figuras.

La idea de hacer esta figura la tengo desde el momento que aterrizo en Bélgica pues por estas tierras anduvieron los Tercios españoles y es un poco más al norte  donde surgió el origen de la Inmaculada Concepción como patrona de la Infantería española. Fue en lo que se ha venido a llamar el “milagro de Empel”, cuando el 7 de diciembre de 1585, el Tercio del Maestre de Campo Francisco de Bobadilla combatía en la isla de Bommel, bloqueado por completo por una escuadra holandesa. La situación era más que complicada para los españoles y cuando el enemigo les propuso una rendición honrosa, la respuesta española fue clara: «La Infantería española prefiere la muerte a la deshonra». Un soldado del Tercio cavando una trinchera tropezó con un objeto de madera allí enterrado; era una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción. Lo que sigue es historia… ¡La mejor Infantería del mundo!

No puedo negar que el hecho de leerme en ese momento de un tirón los cuatro primeros libros del Capitán Alatriste del escritor Arturo Pérez-Reverte fue el empujón que necesitaba para lanzarme a esculpirla…

Aunque no hay mucha documentación sobre la uniformidad en aquella época, lo que sí que está claro es que por aquel entonces, «la uniformidad era muy poco uniforme», con lo cual, para hacerla combino imágenes de distintos grabados de la época y fotos.

La figura la empiezo en Mons en enero de 2005 y la acabo allí a final de febrero del mismo año.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial